EL AUGE DEL MOBILE-FRIENDLY


  • Los dispositivos móviles son una parte cada vez más importante del usuario. Las propias cifras confirman el crecimiento evidente de esta tendencia: el mobile-friendly.

En 2014, más de 21,4 millones de españoles accedieron a Internet en movilidad, lo que supone un incremento de 4 millones de personas respecto al año anterior. Los internautas utilizan su Smartphone de forma cada vez más recurrente. Se sirven de ellos para acceder a servicios, información y elementos que establecen sus pautas de consumo. Por ello, las webs deben estar adaptadas a este cambio, lo que se conoce como mobile-friendly.

mobile-friendlyEl auge del mobile-friendly puso en alerta a las marcas que no tuvieron otra opción que adaptarse a este nuevo universo móvil. Se volcaron a la hora del posicionamiento web e intentando seducir al usuario en ese entorno. Y, por si alguna empresa tenía dudas de dar el paso, Google ha decidido darles un empujón. ASí, les impone, una vez más, su dominio en la red con un “avisado” cambio de algoritmo. Para realizar los reajustes, el buscador se escudó en el importante aumento de las búsquedas a través de dispositivos móviles. Éstas superaban el 50% en el primer trimestre del año.

Desde el pasado mes de abril, las webs que no estén adaptadas a estos dispositivos están siendo penalizadas en los resultados de búsqueda de estos terminales e incluso de los escritorios. La incertidumbre por parte de las empresas de si sería efectiva la amenaza de Google, ya tiene respuesta. El tráfico orgánico de las webs no responsive ha caído un 10% en tan solo tres meses. Esto supone otro reto tecnológico más; ya no vale con estar presente en Internet, ahora es necesario evolucionar al mismo ritmo que las nuevas tecnologías.

Anuncios en la palma de la mano

El incremento de los anuncios en los dispositivos móviles ha aumentado. Así, la inversión de los anunciantes muestra un ascenso del 60% respecto al pasado año. Las cifras auguran una rápida evolución esperando que para 2017 la publicidad digital abarque el 30% del total.

Google fue de los primeros en darse cuenta del cambio de tendencia por parte de los consumidores. Posteriormente, de los anunciantes, por lo que no tardó en exponer sus estrategias. Para ello, ha puesto en marcha una política de maximización de la calidad de los clics de los usuarios con el objetivo de mejorar la tasa de conversiones. Por ello, el buscado ha decidido eliminar los anuncios a pantalla completa que requerían la instalación de la app relacionada con la página denominados Intersticiales. El porqué de esta decisión es muy sencillo: un estudio ha demostrado que sólo el 9% de usuarios instalaban dicha aplicación y lo más preocupante, el 69% abandonaba la página a la que querían acceder en cuanto aparecía el anuncio.

La publicidad móvil es un nuevo mundo en proceso de exploración y Google lo tiene claro: lo que moleste al usuario debe ser eliminado o perderá su hegemonía en este ámbito.