Estrategias futuras para el marketing digital


  • Día a día nos damos cuenta de la rapidez con la que están cambiando las cosas en el marketing digital.

Las empresas, a día de hoy, no entenderían su negocio sin presencia online. No sólo para dar a conocer sus productos y servicios sino también para potenciar la captación y fidelización de sus clientes. Por eso, para conseguir todo ello, es fundamental el uso de multitud de herramientas que ofrece el marketing digital.

El futuro del marketing digital es incierto aunque las predicciones no faltan en este sentido. La pregunta que más suena durante esta última etapa del año 2015 es ¿qué nos depara la revolución digital? ¿Cómo será su evolución el próximo año? Ya hay algunos estudios como el realizado por Forbes que dan una serie de pistas sobre estas cuestiones.

La inversión en publicidad realizada por las pymes ha ido incrementándose con el paso del tiempo debido a los buenos resultados. El próximo año el protagonista en este ámbito será el vídeo. Google incluye ya los anuncios con vídeo en los resultados de búsqueda; lo que hace pensar que en 2016 será uno de los cambios más importantes en este nivel.

marketing digitalPor su parte, el Mobile cogerá mucha más fuerza el próximo año gracias a la transformación de las webs. Las previsiones son muy buenas. Podría llegar a tener más importancia que el propio ordenador; todo lo relacionado con el tráfico web se centrará en los móviles. Muy ligado a ello estarán las aplicaciones; cada vez serán más importantes para reforzar la imagen de marca de las pymes.

Las marcas aumentarán su presencia online con una mayor participación en redes sociales. También, un especial cuidado en que los contenidos que generan sean de alta calidad. Contará cada vez más la interacción entre las empresas y los usuarios y la capacidad de las mismas por conseguir una relación de confianza que les permita incrementar tanto el número de clientes como de ventas finales.

El Internet de las cosas será un concepto que tomará mucha fuerza y es que las previsiones ya apuntan a que en el año 2020 existan más de 50.000 millones de objetos conectados entre sí por todo el mundo y enviando datos constantes sin intervención humana. A este concepto se une el de realidad aumentada. Aunque es un poco pronto para definir el éxito de esta estrategia, todo apunta a que en los próximos años todas las marcas lo tendrán presente en sus métodos de fidelización. Un ejemplo de ello es Ikea en cuyo catálogo te permite ver como quedarían los muebles dentro de tu casa.

Por el momento, todos estos avances son meras predicciones de lo que acontecerá en el futuro del marketing digital pero lo que está claro es que si las pymes quieren ver el éxito de sus marcas hecho realidad tendrán que ir pensando en adaptar sus estrategias a estos nuevos conceptos.