LAS PYMES APUESTAN POR EL MARKETING DE CONTENIDOS


  • El continuo cambio tecnológico al que estamos sometidos propone nuevos retos tanto a nivel empresarial como para la figura del usuario; marketing de contenidos.

Este año 2016 se consolida como el año del cambio total en las estrategias de marketing por parte de las empresas. Necesitarán estar a la última si quieren obtener el máximo beneficio. Eso lo consiguen haciendo marketing de contenidos.

¿Cuál va a ser la apuesta de las pymes en este sector? Las empresas parece que, de momento y a la espera de una más que posible evolución, están apostando por el llamado marketing de contenidos. Esta técnica difiere de la mera publicidad en la capacidad del empresario de generar unos contenidos o soluciones eficaces para la resolución de problemas del usuario. Ya no vale proponer productos idealizados; lo que el usuario busca son soluciones reales y efectivas para sus problemas diarios.

Según el Informe de Marketing de Contenidos en España 2015, el 86% de las empresas utilizan una estrategia de este tipo con dos objetivos principales; el 22,5% de los encuestados afirma que busca una mejora del posicionamiento en buscadores. Por otro lado, el 23,3% busca obtener leads cualificados.

marketing de contenidos¿Por qué las pymes se marcan estos objetivos? Ante esta avalancha de demanda online por parte de los usuarios, IAB Spain realizó un estudio de eCommerce sobre los hábitos que marcan las pautas de búsqueda de información a la hora de realizar compras online. Los resultados son más que concluyentes para que las empresas decidan enfocar sus objetivos de venta al marketing de contenidos.

En el gráfico se ve claramente que el 51% de usuarios busca los productos a través de los principales buscadores de Internet. Por ello, el posicionamiento es clave para que las empresas obtengan beneficios. También, para que puedan conseguir aumentar su fidelización de clientes.

Esta técnica de marketing parece sencilla pero hay más variables que las pymes deben estudiar antes de llevarla a cabo. Dos de las metodologías más utilizadas son; la redacción y difusión de notas de prensa y la elaboración de un blog.  Pero a la hora de elegir el contenido ¿qué es lo que más interesa al usuario?  La clave suele estar en ofrecerle información útil para él; que sea real, (mejor si está recopilada desde varias fuentes desinteresadas); y que aporte algún tipo de valor al usuario. Bien por el trabajo de recopilación de los datos, o por la forma de presentarlos de manera que resulten atractivos, etc. La clave está en saber establecer la estrategia; conseguir que el usuario perciba que quién le está aportando esa información útil se ha convertido por ello en una empresa a tener en cuenta para efectuar compras o contrataciones de servicios.

El contenido visual es muy efectivo y puede superar en ocasiones al texto plano. Pero, no todas las pymes pueden permitirse la grabación de vídeos profesionales a menudo. Por eso, la plasmación de ideas en imágenes con gráficos y plantillas de fotos es una práctica muy utilizada.

El marketing de contenidos es el presente y será el futuro de todas las empresas. Por ello, es importante estructurar bien los presupuestos de las empresas destinados a este tipo de técnicas consideradas “más efectivas” a la hora de obtener rentabilidad.