El Big Data en la estrategia de marketing de las empresas


La digitalización de la sociedad española avanza a un ritmo frenético. El último estudio de la Fundación Telefónica sitúa a España como país europeo líder en el uso de redes de nueva generación con una cobertura que alcanza el 95%. Estos últimos años, las empresas han decidido dar un paso más en su camino hacia la innovación; un 35% de las grandes empresas apuesta ya por el Big Data como herramienta para la toma de decisiones siendo el 28% en mediadas empresas y el 20% en pequeñas empresas.

Big DataAntes de comenzar a hablar de datos conviene dejar claro el significado y las funciones de esta herramienta. ¿Qué es el Big Data? Este concepto engloba a todas las aquellas infraestructuras tecnológicas y servicios que han sido creados para dar solución al procesamiento de grandes cantidades de datos. El objetivo principal de esta herramienta es convertir esos datos en información valiosa que permita a la empresa tomar decisiones que le lleven a la consecución exitosa de sus objetivos.

Desde el punto académico y para resumir un poco más este amplio concepto, el Big Data se caracteriza en base a tres parámetros (3V): Volumen, Variedad y Velocidad. El primero es quizá el más asociado al concepto ya que no hablamos de un volumen de datos individualizados sino a nivel de empresa, por lo que cuanto mayor sea el volumen de muestra, más fiable será el resultado. La variedad hace referencia a la procedencia de los datos; la diversidad en los orígenes de la información permite realizar un análisis cruzado de datos que confirmen su veracidad. Por último, la velocidad con que se crean los datos aumenta a diario de manera exponencial y es necesaria una herramienta como el Big Data capaz de realizar un procesamiento y análisis de los mismos paralelo al tiempo de creación y evolución.

En el ámbito empresarial, el Big Data es utilizado por las empresas principalmente para entender mejor el perfil, las necesidades y la manera de pensar de sus clientes respecto a los productos o servicios que ofrecen. Los efectos positivos de su utilización se reflejan en una mayor efectividad en la atracción de clientes llegando a impulsar la productividad de la empresa en un 30% aproximadamente. Además, se consigue un incremento de la efectividad en su actividad empresarial que conlleva a una reducción de costes gracias al conocimiento de nuevas fórmulas basadas en la innovación y colaboración.

El Big Data en el Marketing Digital

El Big Data dispone de multitud de aplicaciones y herramientas que son muy útiles en el mundo del marketing digital. El marketing requiere una serie de datos fiables, veraces y contrastados para optimizar el servicio que presta a las empresas. El origen de estos datos proviene del Big Data, y para ser más precisos, existe lo que se denomina Big Data Marketing, que se utiliza para denominar el uso de datos provenientes de grandes volúmenes de información para Marketing.

Los beneficios que aporta el Big Data al sector del marketing y la publicidad son muchos. En primer lugar el Big Data ofrece la posibilidad de realizar una mejor segmentación de los usuarios y orientar las campañas de marketing hacia el público objetivo que corresponda a cada empresa. Además de ser campañas más segmentadas, el Big Data permite obtener datos detallados de los clientes de la empresa, por lo que se podrán realizar campañas mucho más completas y precisas.

Además, las empresas pueden anticiparse a las tendencias y necesidades de los usuarios. El Big Data, les permite trazar comportamientos y patrones de conducta de los usuarios y con ello, la posibilidad de predecir sus necesidades o gustos futuros.

Existen una serie de herramientas para que el Big Data pueda ser efectivo en el sector del marketing digital:

  • Google Analytics: mediante esta herramienta de Google las empresas pueden obtener datos de sus clientes y un informe detallado del tráfico que llega a sus páginas web. El análisis que realiza esta herramienta permite a las empresas conocer su audiencia, cómo ha llegado hasta la web, cuáles son sus comportamientos, sus gustos y las opiniones que tienen de sus productos y servicios.
  • Remarketing: es una técnica mediante la cual las empresas aprovechan los datos de navegación de los visitantes de su web, (cualquiera que se haya interesado por algún producto o servicio concreto aunque no haya realizado la compra ni contactado con la empresa) y de sus bases de datos clientes. Gracias al remarketing las empresas intentar volver a atraer a esos usuarios mostrándoles publicidad sobre esos productos o servicios similares en otras plataformas o webs a través de Google.
  • Redes sociales: las redes sociales también utilizan el Big Data para anticiparse a los comportamientos de sus usuarios. Todas ellas utilizan los datos que los usuarios registran en su perfil y/o currículum para proponerles grupos que pueden interesarle, personas que quizá conozcan…etc. Por su parte, Twitter utiliza los hastags para, a través de las palabras clave más utilizadas diariamente por los usuarios, para crear los llamados trending topics o temas más habituales de conversación.
  • Google Trends: esta herramienta de Google es libre y gratuita y permite comparar la popularidad de palabras clave y frases más utilizadas por los usuarios. Es una herramienta muy útil para las empresas ya que permite identificar cuáles son los productos o servicios más demandados por la gente y en base a ello, orientar sus campañas de publicidad o ventas.
  • Adwords: el Big Data es imprescindible para realizar las campañas de adwords ya que permite a las empresas realizar campañas de manera segmentada en cuanto a los datos de audiencia y a su comportamiento. Además, les permite obtener datos precisos de cuáles son las palabras clave o keywords que mejor funcionan para que sus anuncios sean efectivos.

Los beneficios que el Big Data aporta a las Pymes están claros; ahora sólo falta que un porcentaje más amplio de empresas se atreva a invertir en ello. Los expertos predicen que el próximo año serán un 40% las empresas españolas que incorporen el Biga Data.  Alguos expertos afirman que si el 10% de las empresas españolas estuvieran totalmente digitalizadas, en 2020, el PIB de España aumentaría un 3%.